PLUSVALÍA MUNICIPAL A JUICIO

¿Qué es la Plusvalía municipal?

La Plusvalía municipal es un impuesto que grava el incremento del valor de los terrenos urbanos durante un intervalo de tiempo dado, y que se somete a tributación en el instante de su transmisión. Sin embargo, en la práctica el impuesto no grava este incremento, sino la titularidad del terreno durante un periodo de tiempo que oscila entre 1 y 20 años.

Es decir, en realidad basta con ser titular de un terreno de naturaleza urbana y venderlo para estar obligado a tributar. El incremento de valor sometido a tributación, se cuantifica de manera automática, mediante la aplicación al valor catastral de un porcentaje fijo por cada año de tenencia, con independencia de que en realidad haya existido o no este incremento de valor.

Esto va contra la esencia del impuesto que es en realidad el de grabar el incremento del valor de los inmuebles, con la idea de devolver a la comunidad parte de los beneficios obtenidos por la acción urbanística del municipio, que así ha contribuido a generar riqueza.

La plusvalía municipal en el punto de mira.

El Tribunal Constitucional, mediante sentencia con fecha once de mayo de 2017, ha determinado que cuando la venta de un inmueble haya generado pérdidas no se deberá pagar el impuesto de la plusvalía municipal, ya que vulnera el principio constitucional de capacidad económica.

Es decir, en la situación actual, en que el precio de muchos inmuebles ha bajado respecto a los años del “boom inmobiliario”, el propietario puede verse en la situación que a pesar de haber vendido su piso a un precio inferior al de adquisición y haber tenido así una pérdida económica, a efectos del Impuesto municipal de Plusvalía se aprecie lo contrario, un incremento de valor, aunque inexistente y ficticio.

Esta situación es contraria al principio constitucional de capacidad económica ya que grava una renta ficticia y somete a tributación situaciones en las que no existe incremento de valor real, y por tanto se impide al ciudadano el derecho de tributar en función de su capacidad económica.

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *